Trabajo en Australia y Nueva Zelanda

Trabajar como profesional en Australia y Nueva Zelanda es un proceso que requiere preparación, planeación y perseverancia, y como muchos de nosotros, primero empezamos trabajando en áreas no profesionales mientras buscábamos empleo en nuestro área. Es preciso contar con una visa con permiso de trabajo.

Qué preparar para buscar trabajo

Protegerse de explotación laboral

La explotación laboral en Australia es un tema serio y lastimosamente el ente de regulación no tiene suficiente presupuesto ni tampoco procedimientos que eviten de mejor forma dicha explotación.

Existen varias maneras de no ser explotado, por ejemplo, conocer las leyes laborales, tener dinero de emergencia, conocer el salario antes de empezar a trabajar, ser firme en reclamar los derechos de uno, investigar el mercado, y conocer qué empresas explotan o han explotado anteriormente.

El nivel de inglés

Se requiere un nivel mínimo de inglés para los distintos tipos de visa de trabajo y la eventual residencia permanente. No es recomendable llegar con un nivel pobre, ya que los empleos disponibles no serán tan bien remunerados, el trabajo profesional será inaccesible y hay más vulnerabilidad a la explotación.

La mejor estrategia es adquirir un buen conocimiento y practicar por varios meses el inglés antes de viajar. Conocer el idioma abre muchas puertas y ayuda a la adaptación al migrar.

Trabajo en áreas no profesionales

Entre los trabajos no profesionales solicitados están: limpieza, servicio culinario, camarero/camarera, y atención al cliente en tiendas.

Se necesita paciencia y proactividad. Es recomendable un manejo tal del tiempo que permita la dedicación de algunas horas al día para la búsqueda del trabajo deseado. El esfuerzo tendrá su fruto paulatinamente. Primero consistirá en conseguir entrevistas laborales y respuestas a e-mails de trabajo. Se recomienda no comentar exactamente sobre el trabajo que se realiza si no se conecta con la profesión.

Recursos para búsqueda laboral